CÓMO APOYAR A INMIGRANTES Y REFUGIADOS

El Señor nos llama a crear una comunidad de bienvenida para todos. A continuación, se presentan algunas maneras concretas de actuar para demostrar que amamos a nuestro prójimo.

  • ORAR
    • Organizar un servicio de oración a nivel comunitario por los migrantes y refugiados.
      Invite a las personas a participar en la oración comunitaria como, por ejemplo: una vigilia de oración, un rosario, posadas, Hora Santa o el Vía Crucis por las intenciones de los migrantes y refugiados.
    • Incorporar una caminata como parte de la oración comunitaria que simbolice la marcha de los migrantes y refugiados con quienes compartimos esta peregrinación terrenal. Vea cómo una diócesis involucró a los católicos en la oración por los migrantes.
    • Participar e invitar a otros a unirse a la campaña anual de los obispos de los Estados Unidos, 9 Días por la vida, que tendrá lugar del jueves 18 al viernes 26 de enero de 2018. Este período de oración y acción abarca un amplio rango de temas relacionados con la dignidad humana con un enfoque diferente cada día. Uno de los días se centrará en los migrantes y los refugiados. Utilice esta oportunidad para construir puentes con amigos, familiares y otros en su comunidad que quizás comparten su pasión por el respeto a la dignidad humana y el cuidado de los más vulnerables, pero que no están tan conscientes de la difícil situación de los migrantes y los refugiados.
  • SALIR AL ENCUENTRO/TENDER LA MANO
    • Ofrecer oportunidades para que la gente conozca a migrantes y refugiados.
      • Organice una reunión donde los participantes traigan platillos de comida para compartir, y en la que participen miembros de tu comunidad, migrantes y refugiados que llegaron recientemente. Implemente algunas maneras estratégicas para que las personas se reúnan y se conozcan unos a otros. Por ejemplo, anime a las personas a que se sienten con alguien que no conocen y proporcione tarjetas con preguntas para iniciar una conversación.
      • Organizar un evento de presentadores o asamblea escolar en su comunidad. Póngase en contacto con su organización local de Catholic Charities, con afiliados de la Red Católica de Inmigración Legal, Inc. (CLINIC, por su sigla en inglés) o con una oficina pastoral diocesana que sirva a los migrantes y refugiados para identificar a personas que estén dispuestas a reunirse y compartir sus historias.
      • Si no puede organizar una reunión en persona, anime a los miembros de su comunidad a que conozcan sobre los migrantes y refugiados leyendo sus historias.
      • A medida que nuevas familias lleguen a la misa, pida a los ministros de hospitalidad o incluso, asigne a un par de “equipos de bienvenida a las familias” que les den la bienvenida.
    • Ofrecer una señal pública que su comunidad es solidaria con los migrantes y refugiados.
      • Considera un gesto simbólico para ayudar a crear conciencia, como, por ejemplo: colocar una tienda de campaña en el jardín de la parroquia con un letrero que diga que están en solidaridad durante la semana de oración y acción.
      • Exhiba carteles o fotos en el espacio de reunión con historias y maneras de ayudar.
    • Apoyar a las empresas de inmigrantes.
      • Identifique y apoye a las empresas que son propiedad de inmigrantes localmente y en otras partes. Use restaurantes que son de inmigrantes para comprar la comida para sus eventos. Promueva sus aportaciones dentro y fuera de su comunidad.

    Para más maneras de ayudar, consulte Discerning How to Welcome Your Neighbor (Discernir cómo dar la bienvenida a tu prójimo) (en inglés).

  • APRENDER
    • Promover la educación.
      Invite a su comunidad a aprender acerca de la migración, especialmente a través de clases y grupos que ya se están reuniendo en su comunidad durante la semana. Anime a que dediquen un tiempo aprendiendo sobre por qué las personas dejan sus países de origen, los mitos comunes que sobre los migrantes y refugiados y lo que la Iglesia enseña sobre ello.
    • Ayudar a las personas a ponerse en el lugar de nuestros hermanos y hermanas.
      Realice una experiencia de simulación o peregrinación de oración que ayude a las personas a explorar por qué los migrantes y refugiados se sienten obligados a abandonar sus hogares utilizando estos recursos de CRS.
    • Invitar a las personas a aprender y compartir sus propias historias.                                       Organice una “noche cultural” donde los participantes traigan platillos de comida para compartir para los miembros de su comunidad, incluyendo migrantes y refugiados recientes. Busque personas con antelación quienes puedan compartir algo de su herencia cultural (comida, música, baile, arte, etc.), ya sea por medio de una presentando, enseñando y/o involucrando a otros asistentes. Para aquellos que pueden no estar muy familiarizados con su historia familiar, anímelos a hacer algunas investigaciones e inscribirse para ser uno de los que comparten lo que han aprendido. Al conocer la herencia de nuestras familias, así como la de otros miembros de la comunidad—tanto los antiguos como los nuevos residentes—podemos relacionarnos mejor con la experiencia de ser un recién llegado y apreciar las experiencias de aquellos cuyos antecedentes difieren de los nuestros.
    • Aprender sobre las grandes maneras en que el Ministerio Hispano puede colaborar para promover la justicia social.
  • ACOMPAÑAR/SERVICIO DIRECTO
    • Organizar el servicio comunitario local.  
      • Comuníquese con su organización local de Caridades Católicas, u otra agencia local que sirva a migrantes o refugiados para ayudar a determinar las necesidades. Luego, organice un día de servicio o una colecta de los artículos necesarios.
      • A menudo se necesita ayuda en asesorías, desarrollo de habilidades de lenguaje, refugio, asignación de recursos básicos, servicios legales, capacitación laboral, transporte y compañerismo. Incluso los niños pueden ayudar recolectando artículos o diseñando tarjetas de bienvenida para los migrantes y las familias de refugiados que llegan a su comunidad.
      • Si aún no está participando, su parroquia también puede formar parte del programa local de Parroquias Organizadas para dar la Bienvenida a los Refugiados para organizar un programa permanente de bienvenida y apoyo para los refugiados recién llegados. Comuníquese con Servicios de Migración y Refugiados de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por su sigla en inglés) para más información en MRS@usccb.org.

    Para aprender más:

    ¿Cómo podemos ayudar a los inmigrantes y refugiados? (Justicia para inmigrantes (JFI, por su sigla en inglés))

     

    10 cosas que puede HACER para acompañar a los inmigrantes indocumentados (JFI)

  • ABOGACÍA
    • Tu voz es necesaria. ¡Por favor participa en el Día de Llamadas al Congreso el lunes 26 de febrero de 2018! Tu apoyo es fundamental para ayudar a los casi 1.8 millones de DREAMers, jóvenes que fueron traídos a los Estados Unidos por sus padres cuando eran pequeños. Estos jóvenes podrían enfrentar la deportación tan pronto como el 6 de marzo, a menos que el Congreso llegue a un acuerdo bipartidista para protegerlos. Por eso abogamos por los “DREAmers”.
    • Difundir la campaña en línea usando el hashtag #sharejourney.
    • Usar historias e imágenes de migrantes y refugiados que viven tanto, alrededor del mundo, como en los Estados Unidos para poner en los boletines y tableros de anuncios.
    • Organizar un evento o mesa informativa en un área muy concurrida donde las personas puedan inscribirse para unirse a la campaña y/o firmar una carta de apoyo pidiendo al Congreso que apoye a los refugiados.
    • Reunir a su comunidad para ponerse en contacto con sus funcionarios electos.  
      • Únase a una organización en su comunidad que abogue por y con los inmigrantes. Consulte las alertas de acción sobre la legislación nacional y mundial sobre refugiados e inmigrantes de Caridades Católicas USA (en inglés), Justicia para Inmigrantes (USCCB) (en inglés) y Católicos  Combaten la Pobreza Global (de la USCCB y CRS) (en inglés).
      • Crear tarjetas postales o cartas personalizadas para que las personas las firmen durante la semana de oración y acción. Programe una reunión con las oficinas de sus miembros del Congreso con antelación a la semana de oración y acción y entregue personalmente estas cartas o tarjetas postales en la reunión.

¿Cómo puedo ayudar?

Ayuda en los Estados Unidos

Apoya a los migrantes y refugiados en los Estados Unidos donando a CCUSA.

Ayuda en el extranjero

Llega a los migrantes y refugiados en el extranjero donando a Catholic Relief Services.

Comparte el amor

Utiliza las redes sociales para inspirar a otros a amar al prójimo en todas partes.

Tus prójimos viven al otro lado de la calle y del país, a través de los océanos y los hemisferios. Mientras millones de los hijos de Dios huyen de la guerra, la persecución y la pobreza, el Papa Francisco, Cáritas Internationalis, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, Catholic Charities USA, y Catholic Relief Services te invitan a compartir su viaje al caminar con ellos en oración y apoyo.